Exposición El martillo de las brujas


“Ha llegado a nuestros oídos que gran número de personas de ambos sexos no evitan el fornicar con los demonios, íncubos y súcubos; y que mediante sus brujerías, hechizos y conjuros, sofocan, extinguen y hacen perecer la fecundidad de las mujeres, la propagación de los animales, la mies de la tierra.”

Inocencio VIII

La artista Carol Solar, Santiago de Chile 1975, afincada en Madrid, visita la galería Mojácar Factory Art con su nuevo proyecto “El martillo de las brujas”.

El nombre de la exposición se lo da el libro Maellus Maleficarum (El martillo de las brujas), escrito en el Renacimiento por los monjes inquisidores Heinrich Kramer y Jacob Sprenger para servir de guía durante la caza de brujas en toda Europa.

¿Hasta dónde llega el temor a lo desconocido? o ¿Cuáles son los límites de la ingenuidad humana?

En esta exposición individual Carol Solar analiza con su particular visión, la tradición que envuelve a la brujería y las consecuencias de la persecución, a la que fueron sometidos miles de mujeres y hombres entre los siglos XV y XVIII por la mano negra de la inquisición.

La artista aborda unos hechos impíos con una narración libre de convencionalismos y prejuicios, asumiendo su papel de narradora de un hecho a caballo entre la fantasía y la realidad. A golpe de delicadas puntadas va erigiendo sus creaciones con exquisitos materiales textiles, creando efigies de un escenario que llega hasta nuestros días.

Las ingeniosas piezas que conforman la muestra adquieren una fuerte personalidad. Ante el espectador, aparecen cautivadores y enérgicos fetiches, que se manifiestan como representaciones de elementos utilizados en ciertas prácticas atribuidas a la brujería y que se reconocen envueltos en un halo de inocencia y fábula que oculta una bella tradición, que a lo largo de la historia se ha visto ensombrecida por las supersticiones, miedo y envidias, relegándola a la oscuridad.